¿Por qué elegir piezas originales?

Piense en el cuerpo humano con sus órganos vitales. Si están en buenas condiciones, estamos sanos y en forma. Sin embargo, si un órgano falla, nuestra propia vida puede estar en peligro.

Cada componente de su compresor es esencial para su rendimiento general, ya que proporciona la fiabilidad, la vida útil y la eficiencia energética que espera. Por eso expertos diseñan, fabrican y prueban cada pieza y cada lubricante siguiendo las normas más estrictas. Por este motivo el uso de piezas de repuesto no originales pone en riesgo todo el sistema de aire comprimido.

Más información

Eliminación de partículas

Los compresores funcionan en muchos entornos diferentes, lo que afecta al aire de entrada. Las impurezas, como las partículas de polvo, son prácticamente invisibles a simple vista. Sin embargo, pueden dañar el elemento compresor, lo que reduce su eficiencia o incluso puede provocar averías. También pueden hacer que el aceite envejezca más rápido y alterar su capacidad para proteger los componentes metálicos.

El filtro de aire está diseñado para proteger su equipo al mantener estas partículas fuera. Desarrollado por nuestro exclusivo equipo de expertos, ofrece equilibrio entre una filtración altamente eficiente, una vida útil prolongada y una caída de presión mínima.

Protección del sistema de aceite

Las impurezas en el aceite pueden dañar los rotores y la carcasa del elemento compresor, lo que se traduce en un menor rendimiento y mayores costes operativos. También pueden dañar los rodamientos, provocando el contacto con el rotor, posibles averías del elemento y tiempos de parada de la producción. Por último, reducen la vida útil de los componentes y del propio aceite.

El filtro de aceite captura polvo, sedimentos y otras partículas extrañas, garantizando un flujo de aceite limpio al elemento compresor. Además de proteger los rodamientos y otros componentes mecánicos, evita la obstrucción prematura del line.

Extracción del aceite

El aire comprimido que sale del elemento compresor es una mezcla de aire y aceite. Sin embargo, para evitar la contaminación de equipos de producción o productos finales, se necesita aire de alta calidad. Por eso, el aire que fluye hacia la salida del compresor debe estar libre de aceite. La separación aceite-aire mejor de su clase garantiza un contenido de aceite de 2 ppm con un máximo absoluto de 3 ppm.

En el separador de aire/aceite, la neblina de aceite se licúa en gotas que se acumulan en la parte inferior. Desde allí, el aceite se filtra y se envía de vuelta al elemento compresor.

Protegiendo la calidad del aire

La calidad del aire es clave, pero las demandas específicas de calidad del aire dependen de las necesidades de su aplicación y equipo de producción. Nuestros filtros de línea altamente eficientes desempeñan un papel fundamental en el filtrado de impurezas como partículas sólidas, humedad y aerosoles de aceite o vapor.

Al minimizar las caídas de presión, le ayudamos a alcanzar sus objetivos de ahorro de energía.

Compuesto para un rendimiento óptimo

El aceite desempeña un papel fundamental para que su compresor funcione de forma fiable y rentable. Protege las piezas giratorias para evitar el contacto entre metales. Absorbe el calor para garantizar unas temperaturas de trabajo óptimas. Sella las holguras entre los rotores y la carcasa, evitando así el retorno del aire y la reducción del rendimiento. Finalmente, absorbe los contaminantes o los transporta hacia el filtro de aceite.

El aceite debe realizar todas estas funciones en condiciones de trabajo variables. Solo un aceite de gran calidad con el equilibrio adecuado entre aditivos combina una mínima huella ecológica con la máxima fiabilidad y eficiencia energética.

Original
No original
1
2
3
4
5
6
7
8
Original
No original
1
2
3
4
5
6
7
8
Original
No original
1
2
3
4
5
6
7
8
Original
No original
1
2
3
4
5
6
7
8
Original
No original